Feliz Día de la Tierra, nuestra Madre Tierra

Feliz Día de la Tierra, nuestra Madre Tierra

¡Hoy nos gustaría desearos un muy feliz Día Universal de la Tierra: nuestra Madre, nuestra Gaia, nuestra Pachamama!

Mi nombre es Alok y soy padre de World Family Ibiza. Una tarea que cumplo en equipo, junto a mi gran compañera Merel y mis seis hijos a los que tengo la suerte de ver crecer cada día. Juntos honramos este sueño que es la vida: el regalo más grande de nuestra Madre Tierra.

Por si fuera poco cuento, además, con la gran certeza y seguridad de ser uno de los hermanos de esta gran familia que formamos entre todos los seres vivos del planeta. Por eso mismo hoy, 22 de abril, he sentido la necesidad de compartir mis primeros pensamientos de esta mañana con vosotros:

Querida Madre Tierra, qué bonito (y qué mínimo) que haya un día dedicado a ti. Un día que nos dé la oportunidad de conectar contigo, de agradecerte y de hablarte desde el corazón, porque tú germinas el mundo.

Tú nos das cobijo bajo un cielo de sol, luna o estrellas.

Eres Madre de las madres. Madre de todos. Madre de verdad y sin pedir nada a cambio.

Gracias por darnos la oportunidad de vivir. Gracias por cuidarnos y por dejarnos formar parte de ti. Gracias por todo lo que nos ofreces y todo lo que haces por nosotros.

¡Qué alegría saber que hoy estamos aquí gracias a ti y que formamos parte de tu esencia! ¡Qué alegría saber que esto es un ciclo sin final en el que vivimos todos los seres vivos unidos y que algún día desapareceremos para volver a ti!

Querida Madre Tierra, hoy también sentí tristeza por no estar conectados.

Tristeza por el maltrato al que te sometemos. Tú, que deberías ser venerada, bien alimentada y respetada, sufres a diario un auténtico agravio, lo cuál me causa una profunda tristeza por ver lo poco que te agradecemos el suelo, el aire, el agua y el sustento que nos procesas cada día.

Tú deberías ser intocable y por eso hoy nosotros los hombres te pedimos disculpas y te prometemos que intentaremos devolverte parte de lo que nos has dado. En estas letras, en esta mañana, en este día que es el tuyo, yo te prometo difundir un mensaje de amor y de retorno a tu ser para revertir todo el caos que hemos provocado.

Hoy me gustaría pedirte una vez más: paciencia.

Paciencia para saber aquello que mereces.

Paciencia porque la humanidad lleva muy poquito tiempo aquí contigo. Paciencia para aprender.

Te amo y te adoro. Sé quién eres y sé lo que nos das.

Pachamama. Madre Tierra. Nuestra Gaia.

Te felicito y te agradezco todo lo que haces por nosotros.

Te abrazo.

 

Feliz Día. Feliz Vida.

 

Alok.